La Central nuclear está parada.....y muy pronto vamos a celebrar su cierre definitivo !!!!!

divendres, 30 de setembre de 2011

Tanquem Cofrents, en contra de la decisión del MITC

La noticia llegaba tan sólo nueve días antes de que expirase la autorización de funcionamiento de la central nuclear Asco I y II y lo hacía de manos del Foro de la Industria Nuclear y de la Asociación Nuclear Ascó-Vandellós (ANAV): el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio había decidido renovar la licencia de explotación de esta central durante 10 años más.

Una decisión que sorprende, y mucho, por varias razones. ¿La primera y más obvia? En los últimos cuatro años, la central nuclear tarraconense ha acumulado más de un centenar de incidentes y de problemas de funcionamiento. Uno de los más graves tuvo lugar el 26 de Noviembre del 2007, cuando Ascó I sufrió una fuga de partículas radioactivas que originaron la contaminación de los terrenos colindantes.

La segunda, y no por ello menos importante, tiene que ver con el test de estrés, es decir, las pruebas de seguridad a las que el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) estaba sometiendo a la central de Ascó y de cuyos resultados dependía la prórroga del permiso de explotación de esta plataforma. Unos exámenes que no sólo no habían concluido el 22 de Septiembre –día en que se dio a conocer la decisión del MITC-, sino que se sabía que no estarían listos hasta finales del mes de Diciembre, poniendo en evidencia la inutilidad de los mismos.

El tercer motivo de sorpresa y de indignación está relacionado con la nula implicación del Gobierno español ante los acontecimientos internacionales. Casi seis meses después del accidente nuclear de Fukushima Daiichi y de que Angela Merkel anuciase su intención cerrar paulatinamente las centrales nucleares en Alemania y unas semanas más tarde de que la multinacional Siemens hiciese pública su retirada de la carrera nuclear, nuestro país pone en primer plano a la industria nuclear y deja en segundo lugar a la sociedad civil y a su seguridad.

Y, la última razón es que, con esta decisión, las autoridades españolas no sólo se desmarcan de la tendencia antinuclear de países como Alemania o Japón y obvian los resultados del test de estrés, sino que –como muy bien apunta Carlos Bravo en su artículo Cuando la zorra vigila el gallinero- se saltan las promesas de desnuclearización contenidas en su programa electoral y ponen de manifiesto que su hipocresía.

Ante esta crítica sólo nos queda continuar luchando y, junto a plataformas como Tanquem les Nuclears, decir no a este tipo de energía.

diumenge, 18 de setembre de 2011

El CSN obri un expedient sancionador a la Central Nuclear de Cofrents per incompliment del PEI (Pla de Emergència Interior)

La Central no disposa d'una ambulància les 24 hores a disposició dels treballadors ferits en una situació d'emergència.

La Central va modificar el text del PEI aprovat per la Direcció General de Política Energètica i Mines

La plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa a les principals organitzacions ecologistes i altres organitzacions de la societat civil valenciana, denuncia que en el ple de 26 de juliol de 2011 del Consell de Seguretat Nuclear es va aprovar l'obertura d'un expedient sancionador als propietaris de la central nuclear de Cofrents per dues infraccions lleus en incomplir el Pla d'Emergència Interior (PEI).

Segons s'ha pogut conéixer ara que s'ha publicat l'acta (amb quasi dos mesos de retard), l'obertura de l'expedient sancionador es fonamenta en dues infraccions:

  • La primera consisteix a modificar el text del PEI aprovat el 10 de març de 2011 per l'autoritat competent (Direcció General de Política Energètica i de Mines), sense coneixement del CSN, de manera que en compte de disposar d'un ambulància en l'emplaçament físic de la central nuclear a disposició de qualsevol possible treballador ferit o accidentat en una situació d'emergència, la central tenia un conveni amb una entitat mèdica i l'Ajuntament de Cofrentes que posava a disposició de la central nuclear una ambulància en el termini de 15 minuts.
  • La segona consistia en el fet que en el reforç de guàrdia previst previst en el PEI hi havia dos tècnics que suposadament eren especialistes en protecció radiològica, però que no ho eren realment. Aquests tècnics haurien d'avaluar el nivell d'exposició radiològica exterior a la central nuclear en cas d'accident i fuga radioactiva. A més hi havia sobre el paper dos membres del reforç de guàrdia que mai estaven físicament en el recinte de la central, atés que eren representants sindicals (possiblement alliberats sindicals).

Aquests dos incompliments demostren la política de mentides i enganys que la direcció de la central nuclear de Cofrents manté i ha mantingut en aquest cas davant dels inspectors del propi Consell de Seguretat Nuclear, responsable de tutelar la seguretat de les instal·lacions. Alterar documents oficials, amb la finalitat d'estalviar-se la compra o lloguer d'una simple ambulància que estiga a disposició dels treballadors de la central, és un detall de tot el que és capaç de fer una empresa en el seu afany de maximitzar els beneficis, passant per damunt de la normativa oficial.

València, 16 de setembre de 2011



El CSN abre un expediente sancionador a la Central Nuclear de Cofrentes por incumplimiento del PEI (Plan de Emergencia Interior)


La Central no dispone de una ambulancia las 24 horas a disposición de los trabajadores heridos en una situación de emergencia.

La Central modificó el texto del PEI aprobado por la Dirección General de Política Energética y de Minas.

La plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa a las principales organizaciones ecologistas y a otras organizaciones de la sociedad civil valenciana, denuncia que el Pleno del 26 de julio de 2011 del Consejo de Seguridad Nuclear aprobó la apertura de un expediente sancionador a los propietarios de la Central Nuclear de Cofrentes por dos infracciones leves al incumplir el Plan de Emergencia Interior (PEI).

Según se ha podido conocer ahora que se ha publicado el acta (con casi dos meses de retraso) la apertura del expediente sancionador se fundamenta en dos infracciones:

  • La primera consiste en modificar el texto del PEI aprobado el 10 de marzo de 2011 por la autoridad competente (Dirección General de Política Energética y de Minas), sin conocimiento del CSN, de tal forma que en lugar de disponer de un ambulancia en el emplazamiento físico de la Central Nuclear a disposición de cualquier posible trabajador herido o accidentado en una situación de emergencia, la Central tenía un convenio con una entidad médica y el Ayuntamiento de Cofrentes que ponía a disposición de la Central Nuclear una ambulancia en el plazo de 15 minutos.
  • La segunda consistía en que el retén contemplado en el PEI había dos técnicos que supuestamente eran especialistas en Protección Radiológica sin serlo en realidad. Esos técnicos deberían evaluar el nivel de exposición radiológica exterior a la Central Nuclear en caso de accidente y fuga radiactiva. Además había sobre el papel dos miembros del retén que nunca estaban físicamente en el recinto de la Central, dado que eran representantes sindicales posiblemente liberados sindicales.

Esos dos incumplimientos demuestran la política de mentiras y embustes que la Dirección de la Central Nuclear de Cofrentes mantiene y ha mantenido en este caso ante los inspectores del propio Consejo de Seguridad Nuclear, responsable de tutelar la seguridad de esas instalaciones. Alterar documentos oficiales, con la finalidad de ahorrarse la compra o alquiler de una simple ambulancia que esté a disposición de los trabajadores de la Central es un detalle de lo que es capaz de hacer una empresa en su afán de maximizar las ganancias, pasando por encima de la normativa oficial.


Valencia a 16 de septiembre de 2011

dijous, 8 de setembre de 2011

El Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética es insuficiente

Las organizaciones WWF, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecología y Desarrollo, Asgeco, y CECU han analizado el nuevo Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética presentado recientemente por el Gobierno para alcanzar los objetivos europeos de ahorro de energía de cara a 2020. Las ONG consideran que la ausencia de un objetivo vinculante, la estimación de los ahorros frente un escenario tendencial y la incorporación de medidas voluntarias, ponen el peligro el cumplimiento de las expectativas del Plan.

Frente al Plan de Ahorro Energético, publicado por el Ministerio de Industria, las organizaciones sociales están convencidas de que España tiene un mayor potencial de eficiencia, especialmente en un período de crisis económica como la actual. El Plan, al que las ONG ya presentaron sus alegaciones, forma parte de la directiva europea que obliga a los Estados miembros a elaborar una estrategia de medidas que contribuyan a alcanzar los objetivos europeos de ahorro del 9% en 2016 y de 20% en 2020.

Para las ONG, el nuevo Plan ha de contemplar un cambio en la cultura de la producción y el consumo energético, incorporando parámetros de ahorro y contención, e incentivando un mayor desarrollo de la eficiencia energética, con el horizonte en el año 2050, que sirva para aumentar simultáneamente el beneficio ambiental, económico y social del país.

Entre sus peticiones, las organizaciones destacan la necesidad de un objetivo vinculante y absoluto de al menos un 20% de reducción del consumo de energía para el año 2020, referido a un año base (ejemplo 2005) que conlleve el establecimiento de las bases legislativas, económicas y sociales necesarias. En la redacción del documento actual, las ONG destacan la ausencia de medidas estructurales para lograr un ahorro efectivo de energía. Las propuestas a juicio de los firmantes, son claramente insuficientes, ya que se enmarcan en un ámbito general de aumento del consumo de energía.

Por otra parte, según las ONG, no existen medidas normativas para evitar el derroche de energía. Un ejemplo concreto es el del sector servicios (hostelería, centros comerciales, centros de ocio...), en el que la tendencia dominante es la instalación cada vez más generalizada de terrazas climatizadas o comercios de puertas abiertas, con el derroche asociado de calefacción en invierno y refrigeración en verano. Además, la ausencia de obligación de auditorías energéticas en sector industrial significa la pérdida de una oportunidad importante ahorrar en un sector que muestra la segunda mayor demanda en términos de energía final con un reparto del 30,2% del consumo total de España.

Estas organizaciones abogan por el establecimiento de medidas fiscales ambiciosas dirigidas a hacer visibles las ventajas económicas de toda medida de eficiencia y ahorro energético. Por ejemplo, la reforma del impuesto de circulación en base a las emisiones de CO2. También la reforma del Impuesto sobre Valor Añadido para la aviación, así como favorecer la producción sostenible, gravando la más contaminante.

Las ONG piden que dentro del Plan Nacional de Eficiencia Energética se establezca un Fondo Nacional de Eficiencia Energética, como aspecto clave de una estructura de "ventanilla única", que incorpore fondos de fuentes diferentes (p.e. de la penalización de las empresas de sector energético que no cumplen los objetivos de los planes de medidas obligatorias), que garantice las máximas inversiones privadas, que agrupe proyectos para hacerlos más atractivos a los inversores y que promueva la sensibilización, la información y la asistencia técnica a los proveedores y a los clientes potenciales.

dilluns, 5 de setembre de 2011

Tanquem Cofrents denuncia la degradació i la relaxació de la seguretat en la Central Nuclear de Cofrents

La plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa les principals organitzacions ecologistes i altres organitzacions de la societat civil valenciana, denuncia que s'han modificat algunes condicions de funcionament de la central de Cofrents, fet que suposa una degradació de la seguretat d'aquesta planta.

En primer lloc, deixaran de fer-se inspeccions de les soldadures circumferencials de la caixa del reactor, que conté les barres d'urani i està plena d'aigua altament radioactiva, la qual cosa sotmet els metalls, com els d'aquestes soldadures, a una fatiga de material extrema. En el cas que es produïren badalls en aquestes soldadures tindria lloc una pèrdua de l'aigua de refrigeració, el pitjor que li pot ocórrer a una central atòmica, semblant al que ha ocorregut en els reactors de Fukushima. El bon estat d'aquestes soldadures és particularment important en cas d'una situació de LTOP (sobrepressurització en fred) de la caixa del reactor, una situació que pot ocórrer durant el funcionament normal de la central, i que es pot per tant minimitzar, però que també pot ocórrer per avaries, com de fet ha estat a punt de succeir en centrals semblants a la de Cofrents.

En segon lloc, es va augmentar el grau de cremat de part de les barres d'urani des de 40 MWd/kg U, que és el grau màxim que s'assolia fins ara, fins a 70 MWd/kg U. Açò té com a resultat un augment de l'oxidació i corrosió d'aquestes barres, que augmenta la probabilitat de fugues i contaminació de l'aigua del reactor, i també una disminució de la seua conductivitat tèrmica, cosa que en cas d'incidents de sobrepotència tèrmica o de pèrdua d'aigua refrigerant agreujaria les conseqüències de l'accident.

Tanquem Cofrents vol destacar especialment que aquestes actuacions que degraden i relaxen la seguretat es produeixen justament en el moment en què s'hauria de fer tot al contrari, és a dir, quan fa poc que s'ha autoritzat el funcionament durant deu anys més, fins el 2021, d'una central vella i deteriorada, que ja té 27 anys, dos més que la vida útil que li van donar els seus fabricants.

Aquestes modificacions en el funcionament de la planta han sigut autoritzades pel Consell de Seguretat Nuclear (CSN) en el ple de 20 de juliol passat, basant-se en l'extrapolació de dades experimentals i en càlculs probabilístics, considerant que la probabilitat que aquestes modificacions produïsquen problemes és prou baixa com per a permetre-les. Quant a això, la plataforma Tanquem Cofrents afirma que aquesta forma de funcionar ja no és vàlida en l'era post-Fukushima en què hem entrat. Cal recordar que l'accident en la central de Fukushima s'ha produït perquè els tècnics de la central van considerar que la probabilitat que ocorreguera un tsunami de més de 6 metres era menyspreable i només van construir barreres d'aquesta mida, amb les conseqüències que ja coneixem.

Finalment, Tanquen Cofrents vol denunciar que el motiu pel qual la central nuclear de Cofrents, amb la complicitat del CSN, ha fet aquestes modificacions ha sigut, com sempre, augmentar encara més els enormes beneficis que té la central (obté en l'actualitat uns beneficis nets que estan entre mig i un milió d'euros diaris, per la venda de 25 milions de kilowatts-hora ) encara que siga a costa, com és el cas, de disminuir la seguretat i de posar-nos a la població encara més en perill.

València 2 de setembre 2011



Tanquem Cofrents denuncia la degradación y la relajación de la seguridad en la central nuclear de Cofrents

La plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa a los principales organizaciones ecologistas, y otras organizaciones de la sociedad civil valenciana, denuncia que se han modificado algunas condiciones de funcionamiento de la central de Cofrentes, que suponen una degradación de la seguridad de esta planta.

En primer lugar se van a dejar de realizar inspecciones de las soldaduras circunferenciales de la vasija del reactor, que contiene las barras de uranio y está llena de agua altamente radioactiva, lo que somete los metales, como los de estas soldaduras, a una fatiga de material extrema. En caso de que se dieran grietas en estas soldaduras se produciría una perdida del agua de refrigeración, lo peor que le puede ocurrir a una central atómica, similar a lo que ha ocurrido en los reactores de Fukushima. El buen estado de estas soldaduras son particularmente importantes en caso de una situación de LTOP (sobrepresurización en frío) de la vasija, una situación que puede ocurrir durante el funcionamiento normal de la central, y que se puede por tanto minimizar, pero también puede ocurrir por averías, como de hecho ha estado a punto de ocurrir en centrales similares a la de Cofrentes.

En segundo lugar, se va aumentar el grado de quemado de parte de las barras de uranio desde 40 MWd/kg U, que es el grado máximo que se alcanzaba hasta ahora, hasta 70 MWd/kg U. Esto tiene como resultado un aumento de la oxidación y corrosión de estas barras, que aumenta la probabilidad de fugas y contaminación del agua del reactor, asi como una disminución de su conductividad térmica, lo que en caso de incidentes de sobrepotencia térmica o de perdida de agua refrigerante agravaría las consecuencias del accidente.

Tanquem Cofrents quiere destacar especialmente que estas actuaciones que degradan y relajan la seguridad se producen justamente en el momento en que se tendría que hacer todo lo contrario, es decir, cuando se acaba de autorizar el funcionamiento durante diez años más, hasta 2021, de una central vieja y deteriorada, que ya tiene 27 años, dos más que la vida útil que le dieron sus fabricantes.

Estas modificaciones en el funcionamiento de la planta han sido autorizadas por el Consejo de Seguridad Nuclear en el Pleno del 20 de julio pasado, en base a la extrapolación de datos experimentales y a cálculos probabilísticos, considerando que la probabilidad de que estas modificaciones produzcan problemas es lo suficientemente baja como para permitirlas. A este respecto, la plataforma Tanquem Cofrents afirma que esta forma de funcionar ya no es válida en la era post-Fukushima en la que hemos entrado. Hay que recordar que el accidente en la central de Fukushima se ha producido porque los técnicos de la central consideraron que la probabilidad de que ocurriera un tsunami de más de 6 metros era despreciable y sólo construyeron barreras de esta medida, con las consecuencias por todos conocidas.

Por último, Tanquen Cofrents quiere denunciar que el motivo por el que la central nuclear de Cofrentes, con la complicidad del CSN, ha realizado estas modificaciones ha sido, como siempre, aumentar aún más los enormes beneficios que tiene la central (obtiene en la actualidad unos beneficios netos de entre medio y un millón de euros diarios, por la venta de 25 millones de kilowatios·hora ) aunque sea a costa, como es el caso, de disminuir la seguridad, y de ponernos a la población aun más en peligro.

Valencia a 2 de septiembre 2011